noviembre 29, 2007

Psicología. Enfermedades crónicas y tercera edad. La diabetes. (1º)

Posted in Libros y Artículos tagged , , , , , , a 2:05 am por Myriam Noemí Petrongolo

 

 

La experiencia que quiero transmitir en este trabajo se refiere a una de las enfermedades crónicas con las cuales nos encontramos los Psicólogos Clínicos que nos dedicamos a trabajar con la Mediana y Tercera Edad: “La Diabetes”.

Es sabido que no es una enfermedad privativa de la Tercera Edad, motivo por el cual, los pacientes que la padecen saben tener ya una historia de convivencia con la misma y suelen denominarla “la enfermedad silente”, aunque sus consecuencias físicas son múltiples y su falta de control puede ser devastadora.

La experiencia se desarrolló en un dispositivo grupal de reflexión; las reuniones se concretaron una vez por semana con una duración de 90 minutos cada una, durante cuatro meses consecutivos.

Dada la extensión del trabajo, prefiero ir publicando cada tema en  diferentes posts a fin de que sea más ágil y agradable su lectura.

En el presente estaré dando sencillamente los objetivos perseguidos y en cada uno de los subsiguientes, iré ejemplificando con los dichos de los pacientes, las funciones de las redes sociales, los modos de afrontamiento, los roles familiares, los sentimientos de soledad y aislamiento.

El trabajo completo (que incluye el marco teórico) estará disponible al término de la publicación de cuatro posts.

 

Espero les sea útil e interesante!

 

LOS AVATARES DE LA ENFERMEDAD CRONICA. OBJETIVOS PARA SU ABORDAJE PSICOLOGICO EN DISPOSITIVO GRUPAL

“La enfermedad crónica afecta toda la vida del paciente (física, psicológica y económicamente). Los relatos típicos de los pacientes incluyen restricciones en el estilo de vida y actividades, percepción negativa de su cuerpo, dificultades sexuales, conflictos intrafamiliares, incremento de la dependencia, disminución de la autosuficiencia, presión económica, restricciones laborales o tener que dejar el trabajo, y estigma social. Estos problemas pueden llevar a alejarse de la familia, amigos, disminuir la participación en actividades sociales, baja autoestima y depresión. La enfermedad crónica afecta el sistema familiar” (Biegel, D.; Sales, E.; Schulz, R.; Family Caregiving in Chronic Ilness, USA, Sage Publicacions, 1991)

Los objetivos generales que persigue esta modalidad de trabajo están específicamente relacionados con

a) realzar los aspectos positivos y saludables que cada quien puede seguir desarrollando -a pesar de haber contraído una enfermedad crónica-

b) desculpabilizar a los participantes por acciones y pensamientos negativos.

c) apuntar en un marco grupal a  restituir y/o generar una red social -que suele reducirse en estos casos-.

La operacionalización de estos objetivos generales en el trabajo cotidiano, podrían resumirse en:

– Reducir la incertidumbre de los enfermos.

– Ubicar un espacio posible para  la expresión de sentimientos negativos que sirvan de descarga emocional.

– Concientizar sobre la necesidad de respetarse un espacio particular para cuidarse a sí mismos, espacio que la enfermedad reclama y que los enfermos suelen no respetar.

– Instalar el chequeo médico como una práctica necesaria, que en general no está bien ponderada en enfermedades crónicas.

– Acentuar el énfasis en las fortalezas y capacidades de los participantes, en lo que se puede y se tiene que hacer (no en las capacidades reducidas, déficit y carencias).

– Trabajar sobre los diferentes tipos de afrontamiento ante el stress que produce la enfermedad –stress que afecta a sí mismos y a la red familiar- y asegurar el sentimiento de competencia desarrollando estrategias y destrezas para enfrentar situaciones.

– Reconocer y tener en cuenta las etapas personales y evolutivas de cada paciente en relación a su enfermedad.

– Testear si la conciencia que se tiene de la enfermedad está a tono con la responsabilidad que se toma sobre ella. 

– Favorecer constantemente la adhesión al tratamiento, a fin de aumentar el bienestar y  la calidad de vida.

– Ayudar a que los participantes reconozcan en su red social las personas dispuestas y disponibles para ayudarlos.

– Aumentar la red social personal de cada uno,  con los mismos integrantes del grupo, tratando de evitar el aislamiento social y la sensación subjetiva de soledad. 

– Promover la reflexión sobre la capacidad de pedir ayuda de manera clara y directa, y de saber recibirla.

Fin de  los objetivos.

(continúa en próximos posts)

Anuncios

1 comentario »

  1. mariopetrongolo said,

    Bueno, mmmmm, no dejo de sentir cierto orgullo al ver en que se ha convertido mi querida Petiza, fuerza, suerte y ànimo, un beso.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: